El atomizador es una de las partes más importantes del cigarrillo electrónico como te contábamos en este post sobre el diccionario de vapeo, su función es la de que generar el vapor que inhalaremos, está formado por el líquido y la resistencia, ésta (la resistencia) calienta el líquido y se genera el vapor que aspiramos. El proceso es sencillo, pero puede ocurrir que en ocasiones el atomizador pierda líquido. En este post te damos algunos consejos para evitarlo

El primero y más importante, ajusta bien todas sus partes y rellena bien el atomizador. Parece que ésta, es una operación muy sencilla, pero si no lo hacemos correctamente puede afectar al funcionamiento de tu vaporizador. A la hora de rellenar el tanque has de tener cuidado porque el líquido no tiene que entrar en grandes cantidades por el orificio central o núcleo de la resistencia porque podría provocar una salida abrupta de líquido por los orificios que regulan el paso de aire .

¿Cómo rellenar correctamente el atomizador?

Asegúrate que el líquido no entre por el tubo central, lo que en el diccionario del vaper llamamos chimeneas, para que el líquido entre correctamente solo tienes que inclinar un poco el atomizador o tanque y utilizar orificio destinado para esto, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Si desafortunadamente el líquido ha entrado en la chimenea, sopla en el tubo central para eliminar el exceso de líquido, sécalo con un trozo de papel o haz ligeros movimientos de lado a lado para eliminar el líquido sobrante. Si aun así tu atomizador sigue perdiendo líquido, es probable que sea un problema técnico, no dudes en acudir a tus asesores de VaperDenia para solucionarlo.

error: Content is protected !!