Informe publicado por El Real Colegio de Médicos de Londres

Un informe publicado por El Real Colegio de Médicos de Londres (The Royal College of Physicians o RCP) nos da una visión más clara sobre la diferencia entre el tabaco y los vaporizadores personales.

El informe aclara que, la reducción de daños de las personas que han cambiado del tabaco a los vaporizadores, es enorme y puede prevenir la muerte. “Los cigarrillos electrónicos parecen ser efectivos cuando son usados por los fumadores como una ayuda para dejar de fumar”.

En España, el 22% de la población declara que fuma a diario, un 2% lo hace de forma ocasional, y un 25% afirma que ha dejado de fumar.  Es decir, casi 20 millones de personas del país ibérico consumen tabaco, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El tabaquismo se ha convertido en un problema de salud pública. Actualmente, cobra la vida de más de 8 millones de personas cada año. Y se estima que 8 de cada 10 casos de cáncer de laringe y pulmón, estén relacionados con el tabaco.

Según un informe de la OMS, Europa es la región que ha manifestado la reducción más lenta en el consumo del tabaco, sobre todo entre las mujeres.

Consecuencias del tabaquismo

John Britton es profesor de epidemiología y director del Centro de Estudios de Tabaco y Alcohol en la Universidad de Nottingham. Ha participado en múltiples estudios sobre el tabaquismo, sus consecuencias y medidas para evitarlo y erradircarlo.

En tantos años de investigación, Britton, se ha topado con una pared al querer implementar medidas eficaces en contra del tabaquismo. Pero en los últimos años eso ha cambiado. Ha encontrado en los vaporizadores una puerta de salida al tabaco y sus fatales consecuencias.

“Como médico, veo de primera mano todos los días los efectos devastadores de la adicción al tabaco. Alrededor de la mitad de todos los fumadores habituales de cigarrillos acabarán muriendo a causa de su adicción, es decir, uno de cada dos fumadores”, sostiene Britton en una reflexión hecha sobre los estudios del Real Colegio de Médicos de Londres.

El profesor afirma que los cigarrillos electrónicos no son una puerta de entrada para fumar y no dan lugar a la normalización del tabaquismo, que en cambio pueden actuar como una puerta de salida para dejar de fumar.

Puntos divergentes

Uno de los puntos débiles de los vaporizadores, es el desconocimiento de sus efectos a largo plazo. Sin embardo, el Real Colegio de Médicos asegura en su informe que es poco probable que el peligro para la salud del uso de vaporizadores a largo plazo exceda el 5% del daño causado por fumar tabaco.

El informe apunta que se necesita una regulación para reducir los efectos adversos directos e indirectos del uso de los vaporizadores. Pero no se debe permitir que esta regulación inhiba significativamente el desarrollo y el uso de productos que puedan ser una solución para los fumadores.

“En interés de la salud pública es importante promover el uso de vaporizadores y otros productos de nicotina que no sean de tabaco tan ampliamente como sea posible como un sustituto del tabaco”.

SpanishEnglishGermanFrench
Abrir chat
Powered by