La crisis del coronavirus (COVID-19) ha puesto el mundo empresarial patas arriba. Ante esta inesperada coyuntura, todas las firmas hemos notado unos efectos significativos.

Eso sí, la manera de afrontarlos ha sido, en cada caso, diferente. A continuación, te contamos cómo, por ejemplo, las empresas que se dedican a la producción de líquidos han logrado reinventarse para combatir el coronavirus a la vez que siguen dando trabajo a su plantilla.

La contribución de ToB a la lucha contra el coronavirus

La prevención de los contagios por coronavirus está ligada a tomar unas medidas higiénicas serias por parte de cada uno. Entre ellas, destacamos las relativas a lavarnos las manoscon asiduidad.

En este sentido, te van a venir bien los diferentes geles con soluciones hidroalcohólicas, los cuales sirven para desinfectar las manos y otras partes del cuerpo, además de determinados objetos. Es uno de los productos que fabrica ToB, una empresa con la que trabaja VaperDenia. Su emoliente se ha revelado como muy útil para la desinfección de las manos.

Más casos de adaptación empresarial para prevenir la COVID-19

Pero el de ToB no es el único ejemplo que nos muestra la capacidad de reorientar la producción de las firmas que producen líquidos. En la línea de las contingencias previstas por el estado de alarma, están siendo confiscadas por parte de autoridades gubernamentales materias primas, como la glicerina y el alcohol, que son empleadas comúnmente por las empresas de nuestro país que venden hidrogeles.

Remarcamos la aportación de Ron Arehucas, que ha centralizado su elaboración en el alcohol sanitario. Se trata de un producto al que destinaba anteriormente el 5 % de su volumen de negocio, como segunda vía de ganancias. De esta manera, ayuda a paliar los efectos del coronavirus y mantiene puestos de trabajo.

En definitiva, diversos fabricantes de líquidos se especializan en hidrogeles desinfectantes durante esta crisis.

SpanishEnglishGermanFrench
Abrir chat
Powered by