Reino Unido encabeza el uso del vaper como arma anti tabaco

El Reino Unido se ha convertido en un defensor del vapeo. De hecho, su servicio de salud pública (National Health Service), recomienda el uso del cigarrillo electrónico para abandonar el tabaco.

No es una recomendación aislada. El Reino Unido es conocido por sus múltiples estudios sobre el tabaquismo. Un esfuerzo realizado, principalmente, para disminuir la adicción a la nicotina en la población británica.

El objetivo de Gran Bretaña es firme: erradicar el hábito del tabaco en su población. Y por eso ya han puesto una fecha para lograr un gran avance: 2030.

Salud Pública Inglaterra (PHE) afirma, basado en estudios, que vapear es 95% menos dañino que fumar. Esto los ha hecho impulsar el uso del vaper como una alternativa del cigarrillo.

En el 2019, dos hospitales del Servicio Nacional de Salud (NHS) abrieron tiendas de vaper, con la intención de ayudar a los pacientes a dejar de fumar. Y también han puesto multas para quienes estén fumando tabaco.

Las autoridades sanitarias británicas, afirman que la mayoría de las personas que recurren a los vaporizadores, lo hacen con la intención de dejar el tabaco. Y que la efectividad en los resultados deseados es de un 70%.

Controversia

Mientras en algunos países, como España, existe una controversia entre el sector público y profesionales de la salud, sobre el uso de los vaporizadores y el tabaco; otros países como Inglaterra, Holanda y Dinamarca, han conseguido aumentar considerablemente el abandono del tabaco, con el uso de cigarrillos electrónicos.

El Instituto Coordenadas afirma que «el cigarrillo electrónico es una alternativa efectiva y real para fumadores que buscan deshabituarse, pero no lo consiguen, y es importante tenerlo en cuenta y apoyarlo, junto con otras medidas, desde el control y la regulación institucional».

Varios ejemplos

Los Países Bajos en su lucha contra el tabaquismo han encontrado en el vapeo un aliado. Y han visto como el uso del tabaco ha disminuido a medida que el uso de vaporizadores va en aumento.

En Suecia y Dinamarca, los vaporizadores eran considerados productos médicos para dejar de fumar hasta hace 3 años. En el 2017 se cambió la legislación para que más personas tuvieran acceso a los cigarrillos electrónicos. La única restricción que han puesto es ser mayor de edad para adquirirlos.

SpanishEnglishGermanFrench
Ir arriba