¿Es el vapeo una solución viable para el plan europeo de lucha contra el cáncer?

Los beneficios del vapeo dividen a la comunidad científica y a las autoridades sanitarias, aunque los estudios realizados hasta el momento demuestran su gran potencial.

 

La Comisión Europea ha presentado en febrero de este año un plan para reducir los casos de cáncer en Europa y aunque el parlamento considera equiparar al Vapeo con el Tabaco, algunos de sus miembros apuestan por modificar esa postura para poder introducir al cigarrillo electrónico como una alternativa eficaz para conseguir que las personas dejen de lado el tabaco y de esta forma prevenir y minimizar los casos de esta enfermedad.

Los eurodiputados Pietro Fiocchi de nacionalidad italiana perteneciente al Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos y María Spyraki de nacionalidad griega, miembro del Comité de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo, el Comité de Industria, Investigación y Energía y el Comité Especial para Combatir el Cáncer que pertenece al Grupo Popular Europeo están a favor de que se introduzca este método, ya que se podría conseguir minimizar el esfuerzo necesario para luchar contra al cáncer.

Pietro Fiocchi añadió además que la institución europea «no utiliza la evidencia científica existente sobre los cigarrillos electrónicos» y que esto debería servir para «reconsiderar su postura actual», con esto quiere decir que tenemos mucha información sobre este método que podría servirnos de gran ayuda y que no se le está dando la relevancia adecuada. Por otra parte María Spyraki afirmó que «se debe dar a los fumadores una alternativa para que estos consigan dejar su hábito y que el método de los cigarrillos electrónicos ha demostrado gran eficacia»

Pero esto no se queda solo en eurodiputados, más personas como Clive Bates, quien en su momento fue director de la ASH (Action on Smoking and Health) o Michael Landl, director de World Vapers’ Alliance se han unido a la causa.

Bates destacó la eficacia mostrada por los cigarrillos electrónicos en los ensayos realizados hasta el momento. Según estos, los cigarrillos electrónicos doblan la eficacia como terapia ante otros métodos.

Por último Landl mostró unas estadísticas del Reino Unido en las cuales se pueden apreciar el descenso de la tasa de fumadores (25%) gracias a este método, algo que también se puede apreciar en Australia donde el descenso de esta tasa es del 8%.

Salta a la vista que este método está resultando eficaz en los lugares en los que se regula de forma adecuada y que podría ser una herramienta muy útil para conseguir reducir el número de fumadores y de enfermos de Cáncer.

 

Imagen de Sharon McCutcheon en Pixabay

SpanishEnglishGermanFrench
error: Este contenido está protegido
Ir arriba
Abrir chat